Poeta en Nueva York 14.0


Relato 116.0


fullsizeoutput_7cc


Clara y opaca, diabólica y benévola, indulgente y vengativa, tierna pero dura, es una concatenación infinita de rasgos personales que se atribuye a sí misma sin reparos, adoptando una profunda identidad capaz de marcarte a fuego, de manera bestial e inigualable.

Cautivo de la realidad que me circunda,

soltaré amarras,

para explorar dársenas lejanas

donde hallar ‘la felicidad…’

La mastodóntica ciudad sustentará con su frenética vida la mía propia, que tan melancólica y cansada está. Reforzará mi alma, protegerá mi espíritu, iluminará mi oscuro interior, que, cual Ave Fénix resurgirá de sus cenizas, para recomponer un presente que hasta ahora se muestra sombrío, carente, alineado, vacío…


G. Sayah


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s