‘No uno cualquiera 9.0’

El padrino


– A partir de ahora dejaremos de actuar sobre el terreno, así que más vale que desaparezcas durante un tiempo. Hasta que te vuelva a necesitar no quiero saber nada de ti.-

El sicario asintió con la cabeza mientras tomaba un sorbo de su taza de café mirando a los ojos a aquel concejal corrupto y sin escrúpulos. Pensaba en lo sencillo del trabajo por esta vez, lo que le daba muy mala espina.

El impresentable “representante de la ciudadanía” abandonó la discreta cafetería sin despedirse y pensando en el siguiente paso que tendría que dar para intentar cerrar aquel asunto tan turbio, y que de no gestionar correctamente le acarrearía graves problemas con la justicia.

– De momento no más filtraciones a la prensa, pensó, dejaré que el tema se enfríe.-

Su siguiente cita era visitar a un juez y a un fiscal, ambos en nómina. Los sobres preparados, sin nombre, con dinero en efectivo difícilmente rastreable, guardados en el interior de su portafolios de piel negra junto a su inseparable grabadora…


G. Sayah

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: