Microrrelatoser 29.0

Mafia I

Su padre también le dejaba conducir la furgoneta, – me estoy volviendo viejo, – comentaba de vez en cuando. Michael no lo veía así, pero lo aceptaba.

Tras cargar el fardo, se dirigieron a las afueras de la ciudad, donde con nocturnidad y sin remordimiento, enterrarían el cadáver de su última victima. – Se había retrasado en los pagos. – le dijo ‘el viejo’ con una mueca a lo Joe Pesci, por lo que le descerrajó un tiro entre las cejas.

Ahora le tocaría cavar, puesto que si no estaba para conducir, menos lo estaría para coger la pala…

G. Sayah

Relato 79.0


Islas Feroe I


Un ‘lugar inhóspito, un destino imaginado, una paisaje frío y gris donde los hubiera. Era el deseo de Paula, vivir el resto de sus días en un ambiente distinto, lejos de un clima caluroso y sofocante que hacía un efecto sinérgico junto al ruido, atenazando sus sentidos.

Necesitaba silencio, paz, sosiego… escapar de una contaminación acústica proveniente de una sociedad acostumbrada a compartir en voz alta cuanto le ocurría, como si a ella le importara.

La tundra jalonaba las montañas desde los pies de pueblos idílicos, la nieve tapaba las copas de los escasos árboles, el musgo cubría el tejado de su recién alquilada cabaña, coronada por una pequeña chimenea humeante, chimenea que calentaría un hogar anhelado, incentivo de ese sosiego deseado, amigo de la tranquilidad y el descanso emocional y espiritual, y enemigo del caos occidental.



Por fin lo había conseguido. Pasaría allí, en ese ‘lugar inhóspito’, el resto de sus día, en compañía de unos cuanto libros, una moleskine con las hojas en blanco y un lápiz, lejos de aquella sociedad inmunda, entrometida, corrupta y semi podrida, que hace tiempo, no sabría decir cuando, la invitó a que se marchara.


G. Sayah


 

‘No uno cualquiera 2.0’

Gothan

…no está el panorama como para perder el tiempo, y al forense se le acumulaban los cadáveres de manera inusual.

La noche en la metrópolis se había convertido en refugio de criminales y víctimas al mismo tiempo. Metrópolis testigo de una lucha mortal por el control de sus calles. Drogas, prostitución, apuestas ilegales, extorsión, tráfico de armas… cualquier argumento lejos de ser ficción, relacionado con la delincuencia más extrema, era válido para aquellos hampones que incluso llegaban a manipular y dominar parte del sistema que en teoría debía vigilar que se cumpliera la ley. Jueces, fiscales, policías, políticos, una largo etcétera que engrosaba la nómina de grupos organizados y mafiosos.

El detective Mike y su compañera bajaron al sótano de la comisaría 23, donde aquel forense se afanaba en su trabajo, a ver si con su informe preliminar tendrían de un hilo del que tirar para con su enésimo caso de asesinato…

G. Sayah

‘Entra en oasis’

Ready player one

Una vez más me arriesgo a recomendar una película. Lejos de condicionar al público del séptimo arte, no haré crítica alguna, ni positiva ni negativa, entre otras cosas porque para eso están los profesionales. Yo, como mero aficionado a la gran pantalla, lo único que diré es que Steven Spielberg es un genio, y con esta cinta lo vuelve a demostrar. Sus films nos pueden gustar más o menos, pero lo que no se nos escapa, es que este señor risueño y con gafas está tocado por la mano de dios para dirigir.

G. Sayah

‘No uno cualquiera 1.0’


Busy road intersection in Manhattan, New York, at sunset


Con los ojos abiertos pero sin vida, su rostro aún reflejaba la sorpresa fatídica de aquel disparo a bocajarro. Entre los cubos de basura de la calle 41 yacía el cuerpo del asesinado “X”, uno más. El índice de criminalidad subía como la espuma, día tras día, noche tras noche, la ciudad se había convertido en una lucha violenta y cruel en pos de un control por los diferentes distritos.

El detective Mike tomaba notas en su diminuta Moleskine mientras esperaba a la científica.

Traje oscuro de Armani, zapatos limpios y caros, Rólex… impecable corte de pelo, manos bien cuidadas, y por cierto, billetero repleto. No parecía un robo, evidente, y algo le decía que este no era un homicidio en la línea de los acontecidos hasta ahora.

– Mike, qué crees que ha pasado aquí, – le pregunto su compañera a la vez que descubría un casquillo de pequeño calibre no muy lejos del cadáver.

– Estoy un poco desconcertado aún, esperaremos a que el forense pueda contarnos algo antes de precipitarnos con hipótesis inútiles que nos lleven a ningún sitio, no está el panorama como para perder el tiempo… –

G. Sayah

Acróstico 21.0

Macondo

Mundo paralelo de Gabriel.

Arcadia de una mente, que

camina hacia lo irreal.

¿O es real al final?

Nada o todo cabe pensar,

donde aprendemos a soñar.

O simplemente, realidad.

 

G. Sayah

Microrrelatoser 40.0

CORRECTION Spain Financial Crisis

‘Una historia real’

Nos enviaban de una patada a las duras calles. Los sindicatos está claro que no quisieron hacer su trabajo, defender nuestros intereses, con la mayoría de dirigentes untados. La empresa, esta si que supo hacerlo bien. Con una reforma laboral harto beneficiosa para con sus dueños, aplicándola duramente y sin el más mínimo sentimiento de culpabilidad, una culpabilidad manifiesta y derivada de una nefasta e ineficaz gestión que condujo a una evitable suspensión de pagos, eso sí, previamente se habían beneficiado de cuantiosas ayudas públicas. Por cierto, los amigos de los que aprobaron la reforma laboral y concedieron las ayudas, están sentados en el consejo de administración. Que ironía…

G. Sayah

A %d blogueros les gusta esto: