Microrrelato 18.0

           Otra vez las mismas excusas, de nuevo unas disculpas, otro – no volverá a ocurrir -.

            Estaba cansada, dolorida, sin esperanza de recuperar algo que hace ya tiempo se le escapó de entre las manos. Mentalmente agotada, se sentía culpable, y el no compartirlo, sin ella saberlo la estaba minando de forma irreparable, como mujer y como persona.

            Un espejo, testigo omnipresente, le hacía contemplar una realidad ineludible, una marca más que tener que disimular, más mentiras, una muestra de un “te quiero” traducido a modo de puñetazos y patadas.

            – 016, ¿dígame? Tranquila, vamos a ayudarte en todo.-

Una respuesta a «Microrrelato 18.0»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: