“Tic, tac, tic, tac…”

Microrrelatoser 17.0.-

             La casa ha comenzado ha llenarse de hormigas. Su jefe lo entendería. Era la frase en clave para confirmar la presencia de un grupo yihadista en aquel apartado lugar.

            Al principio de la misión que se le había encomendado Daniel tenía sus dudas, pero tras días como observador experto in situ, no le cabía la menor duda, aquella célula se encontraba en estado de latencia a punto de despertar.

            Integrados en la humilde vecindad, aparentemente todo parecía normal, no obstante, su preparación y experiencia le decían que la cuenta atrás había comenzado, cual temporizador de un artefacto explosivo se tratara.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: